AceiteDe

El aceite de ricino es rico en nutrientes y ácidos grasos, por lo que es ideal para el crecimiento del cabello. De hecho, como subraya Chávez (2010), incluso podría ser suficiente para tratar la alopecia.

Gracias a sus propiedades antibacterianas, es el aliado perfecto para el cuidado del cabello. Sin embargo, debido a su textura pegajosa, este producto a veces se pasa por alto.

Con aceite de sésamo

El aceite de sésamo es una excelente fuente de nutrientes como vitamina E, complejo B, magnesio, calcio, fósforo y proteínas que nutren los folículos pilosos y favorecen el crecimiento del cabello. También estimula la circulación sanguínea en el cuero cabelludo y cura las raíces dañadas.

Calentar un poco de aceite de oliva o de coco en una sartén; añadir una cucharada de aceite de sésamo y otra de aceite de ricino.

CAÍDA DEL CABELLO

Por otro lado, el aceite de ricino tiene la capacidad de prevenir el crecimiento de microorganismos como bacterias y hongos que pueden afectar la salud del cuero cabelludo. De esta forma es excelente para prevenir la caída del cabello porque contiene muchos compuestos naturales muy beneficiosos que estimulan el crecimiento, fortalecen y aumentan la densidad de la hebra.

Sin embargo, en este caso, es necesario aplicar el aceite directamente en el cuero cabelludo y será a través de un mensaje que conseguiremos estimular el flujo de sangre a las raíces, que es vital para el crecimiento del cabello. En consecuencia, a medio y largo plazo, se producirá un aumento de la vellosidad así como la formación de mechones más gruesos y por tanto más resistentes a las agresiones.

Cómo utilizar el aceite de ricino para el cabello

El aceite de ricino se puede utilizar como acondicionador o como mascarilla de noche. No obstante, es recomendable aclararlo posteriormente, con una duración que puede ir desde los 15 minutos de exposición hasta toda la noche, lavándolo por la mañana.

Al igual que ocurre con otras aplicaciones que contienen aceites, usarlo solo en las puntas es la recomendación más lógica para aquellas que tienen el cabello graso, ya que de lo contrario las propiedades y beneficios se verán mermados por el exceso de grasa que se produce con la aplicación.

¿Qué es el aceite de ricino y para qué sirve?

El aceite de ricino es un aceite de origen vegetal, producido por prensado de las semillas de la planta ricinus communis, un arbusto originario de África. Es un aceite espeso, rico en vitaminas (especialmente vitamina E), proteínas, ácidos grasos y antioxidantes.

Debido a sus propiedades antiinflamatorias, antimicrobianas e hidratantes, el aceite de ricino tiene usos medicinales, farmacéuticos, domésticos y cosméticos.