AceiteDe

La naturaleza nos ofrece innumerables plantas con grandes beneficios para nuestra piel. Hoy queremos destacar el romero, una planta medicinal utilizada durante siglos por sus múltiples propiedades beneficiosas para nuestro organismo y que también se ha convertido en un auténtico aliado en cosmética. Su aceite es muy apreciado por sus múltiples beneficios tanto para el cabello como para la piel:

Datos sobre el aceite de romero

Esta hierba se ha utilizado durante miles de años con fines medicinales. De hecho, existen restos que afirman que en la época egipcia se utilizaba con fines estéticos y para aliviar dolencias.

Se cree que en el año 500 a. Formaba parte de la dieta de griegos y romanos, además de ser una planta medicinal excepcional.

¿Dónde comprar aceite de romero ecológico?

En BioBética puedes encontrar este aceite pinchando aquí: Aceite de romero. Es un aceite 100% puro y ecológico. Además, tiene un uso alimentario.

ACEITE DE ROMERO PARA BENEFICIOS PARA EL CABELLO

En otras palabras, quiero decir que los resultados hasta ahora han sido limitados. Hasta el momento, cuando se trata de la ciencia detrás del aceite de romero como remedio para la caída del cabello, todavía no hay evidencia concluyente. Pero la ciencia avanza y veremos qué pasa. Porque es cierto que nuevos estudios están estableciendo algún tipo de vínculo entre algunos de los ingredientes del aceite de romero y esta reducción de la caída del cabello.

Así que mientras tanto podemos beneficiarnos del aceite de romero para mejorar la salud de nuestro cabello y cuero cabelludo. Y tómalo así probablemente caerás menos. Gracias sobre todo a esta mejora de la microcirculación, y en general de todo el entorno del cuero cabelludo… Lo que nos aporta el aceite de romero, tendrá efectos positivos en la salud del cabello. Con el que podemos aliviar parcialmente la caída del cabello.

Funcionan mejor las cremas antiarrugas con vitaminas C y E.

Las vitaminas C y E tienen un gran poder antioxidante, aunque la C también estimula la producción de colágeno y reduce las imperfecciones.

Pero para que la vitamina C sea efectiva, debe tener una concentración mínima del 8%. Además, la vitamina C caduca muy rápidamente y suele ser muy cara.